¿Qué es el préstamo de garantía hipotecaria entre particulares?

¿Qué es el préstamo de garantía hipotecaria entre particulares?

Dentro de la amplia gama de vías de financiación hay una alternativa que despierta interés para muchos usuarios y es el préstamo de garantía hipotecaria entre particulares. ¿En qué consiste esta vía de financiación? ¿Cuáles son las particularidades de este crédito? ¿En qué se diferencia de un préstamo con garantía hipotecaria firmado con una entidad bancaria o fintech? En este artículo explicamos todos los conceptos relacionados con este término.

Tabla de contenidos

¿Qué es el préstamo con garantía hipotecaria?

Esencialmente, es una alternativa de financiación en la que se toma un inmueble como aval y que se utiliza principalmente para iniciar un negocio, aprovechar una oportunidad de inversión, adquirir una nueva vivienda, aceptar una herencia o reunificar deudas, entre otros propósitos .

Tabla de motivos para pedir préstamo con garantía hipotecara

Y para seguir avanzando sobre qué es el préstamo con garantía hipotecaria es necesario centrarse en las dos partes que participan en este proceso de financiación: el prestatario y el prestamista. El primero responde de la devolución del crédito con una vivienda -u otro inmueble- de su propiedad o cedida por un tercero. El segundo es el encargado de prestar el capital y establecer los requisitos de devolución del mismo.

En este sentido, a pesar de que se trata de préstamos muy similares a los hipotecarios, no son iguales. Mientras la hipoteca se utiliza únicamente para la compra de una vivienda, el segundo se utiliza para las finalidades citadas anteriormente y en la mayoría de los casos únicamente con el inmueble se respondería del impago, ya que la cantidad prestada suele ser significativamente inferior al valor de mercado del inmueble.

En caso de que, efectivamente, el prestatario no pudiera devolver el dinero prestado, el inmueble se llevaría a subasta y con el dinero recaudado debería ser posible cancelar el crédito sin más perjuicio para la persona receptora del préstamo. 

¿Qué bancos dan préstamos con garantía hipotecaria?

El préstamo con garantía hipotecaria es un producto que está ganando popularidad en el panorama español, aunque todavía no todos los bancos han entrado de lleno en el negocio. Por otro lado, son las empresas fintech las que están ocupando este nicho de mercado ofreciendo interesantes condiciones a sus clientes.

No obstante, en los últimos años hay entidades bancarias que han comenzado a ofrecer préstamos con garantía hipotecaria. Es el caso de bancos tan relevantes como BBVA, CaixaBank, o ING. El interés está siendo creciente, debido a que la demanda va in crescendo.

Beneficios del préstamo con garantía hipotecaria

Respecto a las ventajas del préstamo con garantía hipotecaria, destacan algunas como que permite un acceso a la financiación de importes significativos, que pueden llegar hasta los 300.000 euros, los amplios plazos de devolución -que pueden alcanzar incluso 20 años–, o que permiten disfrutar de uno o varios periodos de carencia.

Hay que matizar, eso sí, que para que te concedan un préstamo con garantía hipotecaria  es necesario justificar un nivel de ingresos recurrente y estable.

El préstamo con garantía hipotecaria entre particulares: especificidades

Una vez que hemos explicado el concepto base, ahora cabe avanzar hacia qué es el préstamo con garantía hipotecaria entre particulares. En este caso, también es una vía de financiación alternativa en la que intervienen dos partes, como en el caso anterior, pero el prestamista pasa a ser una persona física o prestamista privado. De nuevo, el inmueble sigue siendo la garantía principal de la devolución del crédtio.

Riesgos del préstamo con garantía hipotecaria entre particulares

Como es evidente, el principal riesgo es el de acudir a un particular para una operación de financiación de esta complejidad es la opacidad. Las garantías que puede ofrecer un banco o una empresa fintech son mucho más elevadas que las de una persona física. Si no se toman muchísimas precauciones,  es posible caer en algún tipo de estafa, engaño o firmar un crédito en condiciones de usura. Especialmente si se recurre a este tipo de prestamista en una situación de urgencia.

Cómo obtener un crédito con garantía hipotecaria

Una vez entendido esto, un pequeño epígrafe tiene que hacer mención a cómo se puede obtener un crédito con garantía hipotecaria. ¿Qué hay que hacer como cliente potencial que quiere recurrir a esta fórmula de financiación?

En primer lugar, intentar hacer el máximo de comparaciones posibles entre entidades, puesto que cada vez hay una mayor competitividad y eso puede repercutir en unas mejores condiciones para el usuario. Es recomendable observar en detalle todos los términos: requerimientos, intereses, plazo de devolución del préstamo y un largo etcétera. Después, se debe negociar con la entidad y realizar todos los trámites burocráticos que sean necesarios.

Qué tipo de contrato es el préstamo hipotecario

Paralelamente, algunos usuarios sobre las diferencias entre el préstamo con garantía hipotecaria con el préstamo hipotecario. Si bien el primer concepto ha quedado explicado en líneas anteriores, el segundo representa la opción más habitual de los españoles para, exclusivamente, la compra de vivienda.

¿Qué tipo de contrato es el préstamo hipotecario, entonces? Fundamentalmente, es una vía de financiación entre una entidad bancaria y un individuo o sociedad para la adquisición de una propiedad.

Las condiciones del préstamo hipotecario pueden ser diferentes y variar dependiendo de la entidad bancaria.

Además, el préstamo hipotecario es un contrato en el que se fijan cuotas periódicas con las que se amortiza parte del capital prestado más el abono de intereses que correspondan. En cuanto a los intereses, podemos distinguir entre las que están sujetas a un interés fijo (cuota fija para toda la vida del crédito) o a interés variable (dependiente, generalmente, del Euríbor).

¿Qué es una hipoteca entre particulares? Concepto y peculiaridades

Siguiendo con el concepto del préstamo de garantía hipotecaria entre particulares, subyace otro término que es el de la hipoteca entre particulares. ¿En qué consiste? Fundamentalmente, se puede decir que es un crédito entre dos partes (personas) en las que el prestamista dispone de la garantía del inmueble si se produce un impago. Esto es, igual que con una hipoteca al uso.

De este modo, una hipoteca entre particulares es una hipoteca convencional en la que la figura de la entidad bancaria es sustituida la de una persona.

Cómo se hace una hipoteca privada

¿Y cómo se puede hacer una hipoteca privada? Pues el procedimiento es similar al de la constitución de un préstamo hipotecario al uso. Aquí, la figura del notario también cobra total relevancia para dar fe de las condiciones que se han firmado y que el proceso esté completamente regularizado.

El matiz se encuentra en que el prestamista será una única persona y tendrá como aval el inmueble hipotecado. Con ello, se puede conseguir un mayor capital financiado (hasta un 100% del valor del inmueble), intereses más bajos, y menores requerimientos. Al final, es un acuerdo entre dos partes sin los corsés que suponen las normativas internas de los bancos. No obstante, esto funciona en los dos sentidos, y los requerimientos también podrían ser más estrictos.

Por último, habitualmente los bancos ofrecen productos adicionales para poder conseguir mejores condiciones para tu préstamo. Esto no ocurre con las hipotecas privadas.

Qué hay que hacer para hipotecar una casa

Por último, si te has decidido a hipotecar tu casa para conseguir financiación esto es lo que deberías hacer.

Como punto de partida, necesitas solicitar la nota simple de la vivienda al Registro de la Propiedad. Después, pedir la financiación al banco o al bróker hipotecario y ofrecer tu vivienda como garantía de pago.

Acto seguido necesitarás presentar los documentos para que te hagan el estudio pertinente de crédito. Más adelante, se tasará el inmueble y se aceptará o denegará la propuesta, en función del resultado. La firma ante notario sería el último paso.

Nueva llamada a la acción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos