¿En qué consiste el levantamiento de hipoteca?

¿En qué consiste el levantamiento de hipoteca?

 

Uno de los conceptos básicos dentro del mercado del crédito inmobiliario es el levantamiento de hipoteca. Son muchos los usuarios que terminan de pagar la última cuota de su préstamo hipotecario y se preguntan si se necesita hacer algún tipo de trámite. ¿Qué se debe tener en cuenta en estos casos?

Tabla de contenidos

¿En qué consiste el levantamiento de hipoteca?

 Igual que sucede con otros trámites burocrático relacionados con las actividades crediticias, el levantamiento de hipoteca es el procedimiento registral mediante el cual el notario avala que se ha terminado de pagar un préstamo. En este caso, el de la compra de vivienda.

Es un procedimiento necesario, aunque no de obligado cumplimiento, que sirve para demostrar de forma fehaciente que la hipoteca ha quedado completamente amortizada. El levantamiento ha de quedar sellado en el Registro de la Propiedad para que esas cargas de la deuda desaparezcan de cualquier documentación en las que pudieran constar. Dicho de otra forma, el levantamiento de la hipoteca es una acreditación oficial de que se ha terminado de pagar el crédito que, hasta entonces, estaba abierto. 

La obligatoriedad o no de hacer el levantamiento de hipoteca

Llegados a este punto y una vez comprendido lo que significa el concepto puede surgir la duda de si es obligatorio o no hacer el levantamiento de hipoteca. La respuesta es sencilla: no es estrictamente necesario. De hecho, el Registro de la Propiedad eliminará directamente los datos de tu crédito hipotecario cuando los datos pasen de los 20 años. Es lo que se conoce como el levantamiento por caducidad.

No obstante, los expertos en estas operaciones crediticias siempre aconsejan hacer el levantamiento de la hipoteca para poner en regla la situación de las propiedades que se tengan a la mayor celeridad posible. Y es que el hecho de que un inmueble aparezca con cargas, cuando en realidad no es así, puede ser un inconveniente si tienes la necesidad de vender la vivienda. 

Por ejemplo, si el propietario tiene la intención de vender la vivienda antes de los 20 años desde que empezó a pagar la hipoteca, es posible encontrarse con algunas trabas en caso de no haber realizado la cancelación. De ahí a que sea de interés llevar a cabo este trámite administrativo.

En este sentido, aunque no sea de obligado cumplimiento, el levantamiento de hipoteca después de realizar el último pago de la cuota del préstamo debe tenerse presente, especialmente si en un futuro se pretende vender la vivienda o pedir un nuevo crédito usando de garantía el inmueble comprado anteriormente.

Igual que para constituir la hipoteca es necesario completar múltiples formularios y hacer varios trámites, como la firma de las escrituras de la vivienda y del crédito, lo mismo sucede con el levantamiento. 

Eso sí, el usuario debe saber que el pago de la última cuota no conlleva la cancelación o levantamiento automático de la hipoteca. Por eso, informar y acreditar ante las Administraciones pertinentes es un procedimiento que, si bien no es obligatorio, si puede ser muy recomendable. 

El coste del levantamiento de hipoteca

Llegados a este punto, la principal inquietud de alguien que esté pensando en levantar su hipoteca es, seguramente, el coste del procedimiento. ¿Es un trámite gratuito o se debe abonar alguna cantidad de dinero? A este respecto, la realidad es que la mayoría de las entidades bancarias sí cobran un recargo a la hora de realizar este trámite. 

Normalmente, es el banco suele cobrar entre los 200 y 400 euros. No obstante, está la opción de hacer todo el procedimiento de manera individual para tratar de reducir los costes lo máximo posible. 

En el caso de hacerlo por cuenta propia, únicamente se necesitará pagar el coste de la notaría, que se sitúa sobre los 100 euros, más los gastos del registro, que cuesta cerca de los 25 euros aproximadamente. El certificado de deuda cero y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados no tienen coste.

A pesar de que hacer el levantamiento a través del banco es más cómodo, también tiene un precio más elevado. Por eso debes valorar si te compensa el ahorro de tiempo a cambio de un gasto más alto.

Sea como fuere, tanto si se deja el proceso en manos de las entidades financieras, como si se realiza por cuenta propia, es fundamental que se tengan todos los conceptos claros para que, a la hora de la verdad, no caer en posibles confusiones y malentendidos.

Levantamiento de hipoteca: ¿por qué hacerlo?

¿Y qué utilidad tiene en definitiva el levantamiento de hipoteca? La verdad es que, a pesar de que, efectivamente, no es un trámite obligatorio y que representa un gasto, es aconsejable llevarlo a cabo

El principal motivo para iniciar este proceso  es que sirve, como se ha indicado anteriormente, para informar al Registro de la Propiedad la extinción de las cargas hipotecarias del inmueble tras el pago de la hipoteca. Por tanto, en el supuesto de que en un futuro se quiera vender la vivienda o constituir una segunda hipoteca, por ejemplo, la información registral reflejará la situación verdadera del inmueble. 

En esta línea, los datos oficiales permanecerán durante 20 años vinculando al inmueble las cargas hipotecarias, aunque ya estén pagadas, dificultando cualquier operación inmobiliaria. Tras esas dos décadas, el Registro actualizará la información, eliminando las cargas de manera automática.

Los trámites necesarios

En última instancia, conviene conocer cuáles son todos los trámites que se necesitan para llevar a cabo este proceso. No es algo que sea especialmente complicado aunque no se sea un experto, pero sí requiere cierto tiempo de tramitación

Si se solicita al banco que realice el proceso, entonces la solicitud quedará en manos de la gestoría de la entidad aunque, efectivamente, representará un mayor coste.

Si no se desea hacerlo con la gestoría del banco el primer paso es solicitar el certificado de deuda cero, para después buscar un notario que prepare la Escritura de Cancelación, que requerirá firmarse por el particular y el apoderado de la entidad bancaria. 

Por último, debes rellenar el formulario de Impuestos sobre Actos Jurídicos Documentados y llevar todos estos papeles al Registro de la Propiedad para solicitar el levantamiento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos